El gatito spiderman y el perro enfadado

Este perrito sabe que algo va mal: siente un peso en su espalda, pero, por mucho que mire, no es capaz de poder quitárselo de encima. Lo que tiene es un pequeño gatito negro que está siendo vigilado por su madre desde la distancia.

El perro lo intenta una y otra vez… sin embargo, parece que el gato ha heredado la particularidad de spiderman de poder agarrarse a las superficies, y no quiere dejarlo. Después de dar unas cuantas vueltas, por fin se lo conseguirá quitar de encima de una vez por todas.